En las últimas versiones de WordPress es decir, 3.0 y posteriores, se ha introducido la opción de usar el llamado “Tema hijo”. Varios usuarios de WordPress no comprenden la importancia del uso de los temas hijo y es por eso que hemos tomado la iniciativa de explicar lo que son estos temas y por que tienes que comenzar a usarlos. Al hacer uso de ellos, se puede modificar fácilmente o incluso cambiar todos los aspectos del tema principal o tema padre. En términos simples, serás capaz de cambiar la configuración en la página de plantillas, hojas de estilo y las funciones del tema padre sin temor a perder los cambios al actualizar WordPress.

Esto es así ya que cuando actualizas WordPress, los archivos que cambian son realmente el del tema padre y los archivos del tema hijo quedan intactos. Antes de que podamos ir más lejos, es bueno tener en cuenta que, tienes que tener un conocimiento y comprensión de WordPress y su área de administración, también algunos conocimientos básicos de PHP, HTML y CSS. Para editar los archivos de los temas, lo haces desde el area de administración de Wordpres , en el enlace Editor en la sección de Apariencia. Puedes, por lo tanto, elegir el archivo del tema que te gustaría editar.

¿Cómo creo un tema hijo?

Un tema hijo es simplemente una versión simplificada del tema padre. Crear tu propio tema hijo es muy fácil. Cada tema hijo necesita su propia carpeta con el nombre que desees y una hoja de estilo. Es así de sencillo. Después de crear tu propia carpeta tienes que publicar o subir dicha carpeta dentro de la carpeta del tema del sitio, que se encuentra en la carpeta wp-content. Una vez publicado dicha carpeta, activas el tema hijo utilizando el mismo procedimiento que se utiliza para activar el tema padre de WordPress desde el area de administración.
Tu hoja de estilo en tu tema hijo debe tener una referencia a la entidad dominante. Al hacerlo, todas las opciones del tema, widgets, ajustes, plantillas de página y otros serán una parte del tema hijo. El propósito central del tema hijo es de anular, invalidar o reemplazar ciertos aspectos del tema padre.
Debido a la forma que funciona CSS y la forma en que ha sido interpretado por el navegador, te permite añadir tus propias especificaciones en la hoja de estilos del hijo y luego esas especificaciones tienen predominancia sobre las especificaciones en la hoja de estilo del padre. Hermoso ¿No?
Pues, así funciona
Si una especificación, por ejemplo, uno que define el color del texto, aparece dos veces en una hoja de estilo, la última que aparece prevalece.
Sin embargo, puedes cambiar sólo una parte específica de una especificación si así lo deseas. Por ejemplo, supongamos que tu hoja de estilos principal utiliza las siguientes especificaciones:

body {/ * Aquí es donde se debe establecer muchos de los valores universales predeterminados para el tema * /
background: url #fff (imagenes/cuerpo-bg.gif) repeat-x;
color: # 333;
font-size: 14px;
line-height: 16px;
}

A continuación, vamos a suponer que te gustaría cambiar el tamaño del texto, de 14px a 12px, para tu sitio. Realmente muy fácil. En el tema hijo todo lo que tienes que especificar, es la propiedad particular (tamaño de texto en este caso), mientras que todas las otras propiedades restantes quedan como están.

Aquí está un ejemplo de cómo hacerlo:

body {/ * Aquí es donde puede configurar muchos de los valores universales prdeterminados* /
font-size: 12px;
}

Los beneficios del uso de un tema hijo

Una de las ventajas de utilizar un tema hijo es que sólo tienes que añadir los cambios deseados a la hoja de estilos del hijo y estos valores van a prevalecer sobre el tema padre. Una vez activado el hijo, se comportará como el padre. Si deseas hacer cualquier otra modificación, lo harás en el hijo, dejando al padre sin cambios. Esto hace que sea simple y fácil de actualizar el tema sin perder todas tus modificaciones.
Una más, puedes también añadir otros archivos del tema en tu tema hijo y hacer ciertas modificaciones a ese archivo. Si wordpress detecta dicho archivo en la carpeta del tema hijo, lo utilizará, caso contrario usará el archivo existente en la carpeta del tema padre.

¿Cuando se utiliza un tema hijo?

Si estás planeando modificar el tema en tu sitio sin tener que recordar los cambios en los archivos y deseas ser capaz de actualizar fácilmente y volver a aplicar las modificaciones a cada uno de dichos archivos, entonces lo más inteligente será utilizar un tema hijo.

Conclusión

Los temas hijo han hecho la tarea de modificación una tarea rápida y sin esfuerzo. Crea un tema hijo y simplifica el proceso de modificacion de tu sitio web WordPress.